CESM Galicia exige a la Xunta un ‘Plan de Choque’ que coordine Atención Primaria y Atención Hospitalaria en toda la comunidad

Tras la dimisión de dos jefes de Servicio en 15 días por sobrecarga de trabajo insoportable

CESM Galicia busca soluciones a la situación.

La Delegación de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos en Galicia (CESM Galicia) exige al Gobierno de la Xunta que active de una vez por todas un ‘Plan de Choque’ coordinado entre la Atención Primaria y la Atención Hospitalaria, para acabar con la situación insostenible que atraviesa la Sanidad Pública en nuestra comunidad y cese la cascada de dimisiones de jefes de servicio a la que venimos asistiendo en los últimos días.

El Sindicato Médico quiere expresar públicamente su apoyo incondicional a las demandas de los facultativos del Complejo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO) respecto a las necesidades de personal, después de que el jefe de Servicio de Neumología, José Abal Arca, presentara su dimisión por la falta de facultativos y el sobreaforo en el Servicio Secundario, debido al colapso que hay en Urgencias y en Atención Primaria.

CESM Galicia recuerda las reiteradas denuncias públicas formuladas advirtiendo de la necesidad de que el primer escalón de la sanidad, la Atención Primaria, fuera reforzada con los recursos humanos y económicos necesarios, para evitar así que colapsaran las Urgencias Hospitalarias, como ha ocurrido en Ourense, y acabará por ocurrir en el resto de los Centros Hospitalarios de la red gallega, si no se toman medidas urgentes.

Añade que la Sanidad Pública se encuentra ya al borde del precipicio, y si no se actúa con urgencia y contundencia todo el sistema público caerá, porque los profesionales ya no pueden más.

CESM Galicia considera intolerable que en menos de quince días hayan dimitido el jefe de Servicio de Ginecología del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS), Manuel Macía, y el de Neumología del Complejo Hospitalario Universitario de Ourense por los mismos motivos: una sobrecarga de trabajo insoportable por la falta de personal; cuestión que esta organización sindical viene denunciando desde hace años.

El Sindicato Médico concluye apelando al presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, para que dé una respuesta a su petición de apertura de una negociación con los facultativos, para ‘frenar esta sangría’ y tratar de revertir una situación insostenible, antes de que sea demasiado tarde.

youtubeinstagram
Facebooktwitterlinkedinmail